Agua para la Guajira

En el norte de Colombia la etnia indígena más numerosa del país, los Wayuu, se encuentra en peligro de extinción. La lluvia no viene más y las fuentes de agua han desaparecido debido a la deforestación y a la explotación minero – energética. Al tiempo que esta explotación genera regalías por aproximadamente 850 mil millones de pesos al año, la Guajira es una de las regiones con mayor índice de pobreza y desnutrición en el país. Niños y mujeres recorren cada día el desierto durante horas, para recoger agua de fuentes contaminadas, agua que es utilizada para beber y preparar los alimentos.

Como consecuencia, todos los niños sufren episodios de diarrea aguda y muchos pierden la vida, por enfermedades que podrían evitarse. La falta de agua también hace imposible la agricultura por lo que la desnutrición es otro gravísimo problema en la región. Entre 2008 y 2013 en el departamento murieron 4.151 niños: 278 por desnutrición, 2.671 por enfermedades que pudieron haberse tratado, la mayoría de las cuales provienen del consumo de agua contaminada. *Fuente DANE.

 

 

Ichorshimana

La comunidad de Ishorshimana en la Guajira, es una ranchería wayuu compuesta por aproximadamente 300 habitantes, de los cuáles el 60 % apx. son niños y niñas. Esta comunidad, solía proveerse de agua a través de las lluvias y las reservas de agua en jagüeyes que existen para este fin.

Sin embargo, desde hace 4 años las condiciones climatológicas han cambiado y la región Guajira enfrenta una prolongada sequía. Esta afecta de múltiples formas a la comunidad que ven escasear este líquido vital para la preparación de sus alimentos, el cultivo, el mantenimiento de los animales, la higiene personal, las condiciones sanitarias y de salud etc.

Por esta razón nos hemos acercado a esta comunidad con el fin de crear una estrategia conjunta que permita enfrentar esta problemática y mejorar el acceso al agua de la comunidad.

Y qué podemos hacer?

Después de un proceso de acercamiento e intercambio de necesidades, ideas, y propuestas, tuvimos como resultado el diseño de un desalinizador de ósmosis inversa y de un sistema de transporte de agua, para el uso principalmente en cultivos.

El desalinizador consta de una bomba mecánica que recolecta y transporta el agua desde el mar hasta la Ranchería y que además genera la presión necesaria para que el agua pase a través de la membrana de ósmosis inversa y la desalinice. De esta forma esperamos contribuir a la provisión de alimentos en esta población.

Para unirte a Agua para la Guajira

Escríbenos a contact@muya.co.

Es mucho lo que podemos hacer. Haz tu aporte.